Estudio sugiere cómo la respuesta inmune del cuerpo ofrece un enfoque alternativo a terapias para dolor neuropático

Contenido

Un grupo de investigadores está investigando las células asesinas naturales (NK) como un tratamiento alternativo para el dolor neuropático en medio de una epidemia de opioides globales.

Estudio sugiere cómo la respuesta inmune del cuerpo ofrece un enfoque alternativo a terapias para dolor neuropático-1

Un grupo de investigadores está investigando las células asesinas naturales (NK) como un tratamiento alternativo para el dolor neuropático en medio de una epidemia de opioides globales.Los investigadores compilan datos para el papel de las células NK en el dolor en un artículo de opinión que se publicó el 27 de junio en la revista Trends in Neurociences.Destacan su capacidad para podar las células nerviosas dañadas que pueden ser la fuente del dolor.Para desarrollar un medicamento para el dolor realista que sea efectivo y seguro, exhortan a los científicos a investigar los factores básicos detrás de la actividad de las células NK.

El disparo crónico o el dolor apuñalamiento, a menudo conocido como dolor neuropático, es una condición.Es provocado por una lesión nerviosa, que puede ocurrir después de la quimioterapia, como resultado del trauma o como resultado de una condición como la diabetes."Desafortunadamente, la prevalencia del dolor neuropático solo aumenta con el tiempo", dice el coautor Alexander Davies, neurofisiólogo del grupo de lesiones neuronales en la Universidad de Oxford."A medida que mejoramos en el tratamiento de enfermedades como el cáncer, tenemos sobrevivientes que pueden quedar con dolor del tratamiento del cáncer o la cirugía que se usó para eliminarlo".

Si bien las terapias como los opioides y los antidepresivos se utilizan actualmente para abordar estos síntomas del dolor, no tratan la causa subyacente del dolor y tienen sus propios riesgos y efectos secundarios.Los autores señalan que 564,000 personas sobredosis de opioides en los Estados Unidos entre 1999 y 2020. "El enfoque principal es silenciar las neuronas", dice Davies."Si bien ciertamente necesitamos anestésicos para lidiar con el dolor a corto plazo, si los usamos a largo plazo, podemos volvernos adictos a la sensación de eliminar el dolor, que en sí mismo es placentero".

Junto con las células T y las células B, las células NK son un tipo de glóbulos blancos llamados linfocitos.Su papel existente en el cuerpo incluye atacar tumores o virus.Las células NK aumentan la actividad durante el dolor agudo.Sin embargo, parecen disminuir en frecuencia o potencia en personas que experimentan dolor crónico.Por lo tanto, no tener una población de células NK completamente funcional puede evitar que las personas resuelvan el dolor neuropático a largo plazo."Primero nos interesamos en esta idea cuando uno de mis colegas encontró una respuesta de células T después de una lesión nerviosa, pero noté que las células NK también estaban involucradas", dice el autor principal Seog Bae Oh, neurobiólogo de la Universidad Nacional de Seúl."Las células NK generalmente se exploran en el contexto del cáncer, pero pensé que valía la pena mirarlas con dolor también".

Las células NK pueden resolver el dolor porque están involucradas en el proceso por el cual se podan las neuronas.La lesión y la enfermedad pueden hacer que las neuronas se conecten incorrectamente o que dejen de funcionar según lo previsto, lo que resulta en síntomas de dolor.La introducción de células NK podría ayudar a eliminar estas anomalías.Los experimentos en ratones han demostrado que si una neurona está en peligro, su axón, el segmento responsable de transmitir mensajes, muestra una molécula llamada ligando de estrés RAE1.Esto podría alertar a las células NK sobre su necesidad de poda.Un ligando similar, perteneciente a lo que se conoce como la familia ULBP, también se ve en neuronas sensoriales en humanos con dolor.Por el contrario, las células NK pueden tener un efecto negativo en el sistema nervioso central, como el cerebro y la médula espinal, donde las neuronas no pueden regenerarse tan fácilmente si se eliminan.Su impacto aquí debe considerarse cuidadosamente en el diseño de cualquier posible terapia.

Los autores enfatizan que nuestra comprensión de los procesos por los cuales las células NK apoyan el alivio del dolor aún es limitada, y su viabilidad potencial como tratamiento futuro depende de una mayor investigación.Tanto Davies como OH continúan explorando sus células NK con dolor.Ah, y sus colegas están investigando el potencial terapéutico de las células NK en una variedad de modelos preclínicos, así como su actividad en pacientes que experimentan dolor, mientras que Davies está trabajando para identificar los objetivos celulares de las células NK después de la lesión nerviosa."Necesitamos tener una mejor comprensión mecanicista de cómo funcionan las células NK y a qué pueden apuntar antes de que podamos desarrollar terapias realistas, y necesitamos minimizar sus efectos secundarios", dice Davies."Sin embargo, cuantas más puntas tengamos para tratar el dolor neuropático, más probable es que tengamos poder abordarlo".(Y YO)

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Estudio sugiere cómo la respuesta inmune del cuerpo ofrece un enfoque alternativo a terapias para dolor neuropático puedes visitar la categoría Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta página web utiliza Cookies con el único fin de mejorar la experiencia de navegación. Leer Más